Reseña – Silent Hill: Shattered Memories

 


Una franquicia que tal vez muchos pensamos que nunca estaría apareciendo en sistemas de Nintendo llega a la consola más revolucionaria de tiempos recientes.

¿Pero será que la espera valdría la pena?

En Silent Hill: Shattered Memories estaremos tomando el rol de un padre de familia llamado Harry Mason, quien se encontraba viajando junto a su pequeña hija Cheryl hacia algún destino desconocido, cuando de pronto su auto pierde el control por las resbalosas autopistas y se estrellan en lo que parece ser un depósito de chatarra en el pequeño poblado llamado Silent Hill.

El juego comienza en la sala de un psiquiatra llamado Michael Kauffmann, quien por cierto será uno de los motores dentro de nuestra terrorífica aventura por el pueblo de Silent Hill. Justo en la pantalla inicial, al momento de comenzar ni siquiera a ver los menús, el juego nos advierte que este título estará recopilando información de tipo psicológica para crear un perfil de nosotros, elaborando así una experiencia totalmente distinta y personalizada. Esto parecería ser algo que se tomaría a la ligera por varios de los jugadores, pero créanme que esto es una mecánica de juego que de verdad influye de manera mucho más directa de lo que tienen pensada.

Durante el transcurso del juego, estaremos apareciendo en la habitación del Dr. Kaufmann. Estas sesiones de interrogación no deben durar más de 10 minutos cada una, pero es lo que descubrimos en ellas lo que las vuelve en algo memorable; ya que no solamente se nos estarán revelando pequeños fragmentos de la historia sino que es aquí donde estaremos creando y trabajando en nuestros perfiles psicológicos. Se nos preguntaran cosas de tipo personal, y se nos pondrán distintos tipos de ejercicios que ayudaran al juego en sí, modificar el mundo y las situaciones dentro de Silent Hill de acuerdo y basándose en nuestras respuestas.

Realmente todas las situaciones se vuelven especiales gracias a esto. La historia nos llevará a descubrir un sinfín de detalles íntimos de nuestros personajes, del poblado y de los terrores que se hospedan aquí. La trama es totalmente envolvente y nos tendrá al borde de nuestro asiento cada vez que se nos revele cada cosita y no querremos dejar de jugar para así descubrir un poquito más.

Pasando al juego en sí, Shattered Memories es una experiencia totalmente fuera de lo común ya que no podremos entrar en combate, haciendo así a cada enfrentamiento con enemigos en uno realmente tenso ya que para poder continuar explorando y en la búsqueda por Cheryl, tendremos que escapar de estas criaturas grotescas. Explicándolo de manera breve, el juego cuenta con dos tipos de escenarios: el de exploración y en el cual estaremos la mayor parte de la aventura, y el de secuencia de pesadilla, que para describirlo de alguna manera es cuando el mundo se transforma, literalmente, ante nuestros ojos en una versión bizarra y congelada de Silent Hill. Lejos estará lo familiar y seguro, y ahora el mundo estará habitado e infestado por unas criaturas, monstruos de aspecto grotesco que se encontrarán cazándonos por los pasillos y edificios del pequeño pueblo.Silent Hill: Shattered Memories (Wii)

Para escapar vivo de estas secuencias llenas de adrenalina y terror, será necesario navegar los ambientes tratando de encontrar la salida. Durante estos escenarios será posible ocultarse dentro de armarios y debajo de muebles, sin mencionar que podremos utilizar bengalas para ahuyentar por algunos segundos a los monstruos y conseguir así un diminuto respiro.

Como opuesto a estas situaciones de terror, tensión y adrenalina, se encuentra la de exploración. Para navegar por este pueblo olvidado estaremos utilizando el Wii Remote de manera bastante completa. Usando el sensor infrarrojo estaremos iluminando nuestro camino con la ayuda de una linterna, para resolver acertijos será posible escuchar directamente desde la bocina del control y mover nuestras muñecas para manipular los objetos con la ayuda de los giroscopios. Todos estos momentos de enlace con el jugador funcionan de manera realmente efectiva para adentrarnos en el mundo virtual del que estamos siendo parte.

En el aspecto de presentación, el juego mantiene un espectacular diseño visual que convierte a todos los escenarios, edificios, personajes y objetos en algo totalmente increíble. Con fabulosos detalles de partículas gracias a la linterna, al igual que los efectos de luces y sombras que estarán dándole un toque más de realismo y terror a todos los lugares de los cuales seremos participes, sumado a la banda sonora y efectos de sonidos que nos tendrán totalmente inmersos en el horrible mundo de Silent Hill.

Silent Hill: Shattered Memories (Wii)No todo es miel sobre hojuelas con este juego, existen problemas técnicos durante algunas de las secuencias de pesadilla. Las más notorias siendo la baja de cuadros al entrar a distintos cuartos dentro de los edificios que nos encontremos en esos momentos, un problema más es que algunos de los acertijos son demasiado sencillos e innecesarios y que solo están ahí para ocuparnos un poco más e inflar el juego de manera artificial.

El combate o falta de, es un detalle que a no todos les parecerá bueno e incluso estará alejando a muchos del juego. Esto es algo totalmente parcial a cada quien y dependerá de quien lo juegue, pero también siento que se pudo haber hecho mucho más con los enfrentamientos con los enemigos, no tengo idea de que exactamente pudo haber funcionado pero tal vez algo como armas para defensa pudieron agregar un poco más de estrategia.

Resumiendo, Silent Hill: Shattered Memories es un fantástico juego de terror y aventura que estará aterrando a todo quien decida darle una oportunidad. Con una gran historia llena de giros y sorpresas, mecánicas de juego originales, presentación atmosférica y espeluznante, este es un título perfecto para disfrutar en una noche aburrida.

Raúl Navarro

Raúl Navarro

Gustos sencillos, amante de Metroid y de todo lo relacionado a los videojuegos. Previamente escritor para el sitio de Zentendo.

También te podría gustar...