[La historia de Hyrule] Mitología parte 2

Este es el segundo de una serie de artículos sobre historia y mitología de Hyrule. Esta vez hablaremos sobre la segunda de las Diosas Doradas responsables de la creación del mundo de The Legend of Zelda. Pueden leer todo sobre la diosa de fuego Din aquí

En tiempos de caos, el  mundo fue creado por tres diosas: Din, la diosa de poder creó la geografía: la tierra y el agua además de los reinos paralelos como el Reino Sagrado; Nayru, la diosa de la sabiduría creó el orden, el tiempo y la magia; y Farore, la diosa de del coraje, creó a los diversos habitantes del mundo. Al abandonar el mundo, por razones que se desconocen las diosas dejaron atrás la Trifuerza, la materialización de la esencia divina de la tríada, al cuidado de la diosa Hylia en el Reino Sagrado.

Farore

Farore con su esencia divina es la que da forma a la Trifuerza  de Valor y su aporte en la formación del mundo a partir del caos fue la creación de todas las criaturas vivientes. Un corazón fuerte, habilidad innata y las tres virtudes cruciales (poder, valor y sabiduría) en balance son los requerimientos para blandir la Trifuerza en su forma íntegra. Cuando alguien se apodera de la Trifuerza sin cumplir los requisitos, sus partes se separan y esa persona se queda con el fragmento que representa lo que ella más 500px-Mark_of_Farorevalora. Las otras dos partes van entonces a parar a otros dos individuos elegidos por la voluntad de las diosas y uno de ellos debe reunir las tres piezas con el fin de alcanzar el verdadero poder. Es por esta razón que la Trifuerza de Valor llega a las manos de Link cada vez que se separa.

Farore también es adorada como la Diosa del Viento, llamada así en Windwaker. Como madre de todas las razas, se le asocia a regiones donde florece la vida, como los bosques, especialmente el Bosque Perdido. Este bosque es una parte crucial en varios de los títulos de la saga y tiene la particularidad de funcionar como un laberinto distinto en cada entrega, donde el jugador debe seguir un patrón específico para avanzar a través de sus pasajes; de lo contrario se encontrará dando vueltas dentro los mismos escenarios eternamente, cosa que ha roto los nervios de más de un recién llegado a la saga. Farore está más estrechamente conectada a los Kokiri que viven en los bosques; est se debe a que son similares a niños inocentes con una conciencia espiritual muy desarrollada.

GZLE01-123

Estatua de Farore en Wind Waker

Farore es mencionada como un ‘Dios’ en el manual original de Past al igual que sus dos hermanas, pero en el remake de Past/Swords se cambia el término por el de ‘Deidad’, lo que nos indica que es la misma entidad a la que se refieren en Windwaker, Twilight y Skyward y la vemos por primera vez en Ocarina of Time como una figura dorada rodeada de una aura verde.

Farore parece no ser la única deidad del viento en el mundo de The Legend of Zelda; en Windwaker, existen dos dioses del viento, Céfiro y Cyclos representados por sapos montados en sendas nubes. Céfiro es de carácter apacible como lo sugiere su nombre, que primeramente se refiere a la deidad griega del viento que acarrea brisas de primavera y principios del verano. Cyclos en cambio usa su poder para crear ciclones que embravecen el mar. A pesar de tener nombres de raíz occidental, estos hermanos están basados en los dioses japoneses del viento y el trueno respectivamente: Raijin y Fujin, y ya que estamos en eso, también están los pokémon de la quinta generación llamados Tornadus y Landorus que comparten las mismas características que dichos dioses japoneses. Sin embargo, tomando en cuenta que Farore es una de las diosas creadores, podemos deducir que Céfiro y Cyclos son dioses subordinados a ella o simples divinidades menores.

Loretormenta

Traductora, grammar nazi y fremen, dibujante aficionada y lectora empedernida. ***Sucking at videogames since 1998***

You may also like...