¡Conoce la historia del cartucho embrujado de Zelda!

“Es un día común. Pero no para ti: has estado esperando con ansías ese juego quizá durante semanas, meses o hasta años. Has ahorrado de tu dinero o del que te han dado tus padres todo este tiempo, y no puedes esperar más por la fecha en que tu videojuego favorito está por salir a la venta. Has tenido días difíciles en la escuela, o en el trabajo. Pero no importa: pronto saldrá ese título que tanto has esperado. Y como no hay plazo que no se cumpla, por fin llega el día esperado: vas por ese juego tan buscado y ¡finalmente lo tienes en tus manos! ¡Es tuyo! ¡Debes probarlo, ser el primero en postear sobre él! Tienes demasiadas expectativas y no puedes esperar unas horas más para saber de qué va, si es lo que tanto estuviste esperando. Si valió la pena. Es de noche en tu casa y para no despertar a nadie, o no molestar al vecino, enciendes el televisor. Colocas el juego en tu consola. Y aparece la escena de introducción. ¡Es magnífica, esplendorosa! Pulsas cualquier botón, para empezar a jugar. La música de fondo del juego suena majestuosamente. ¡Estás verdaderamente emocionado! Pero hay algo extraño: el juego ya contiene una partida grabada. ¿Cómo? ¿Que no se supone que es nuevo? Reproduces la partida y empiezan a ocurrir terribles cosas a tu alrededor… La partida lleva por nombre BEN AHOGADO”.

majora__s_mask_ben_wmv_by_greer_the_raven-d2ygb48

Hay muchas leyendas urbanas muy conocidas, y los videojuegos no escapan a ellas. Esta es una de ellas y tuvo que ver con un cartucho supuestamente maldito de The Legend of Zelda: Majora’s Mask. La historia con la que comienzo este post es muy similar a lo que le pasó al usuario Alex Hall (“Jadusable”, por su nick en comunidades virtuales) en 2010. Un joven al que un amigo suyo le prestó su consola de Nintendo 64 para poder jugar con ella. Él comentó en su post original sobre este tema, que estaba emocionado porque podría jugar varios juegos clásicos de Nintendo que no había visto en más de diez años.

Hizo lo que cualquiera hubiera hecho: buscar cartuchos de juegos populares. Y en una de sus búsquedas se topó con un misterioso hombre que le regaló el cartucho de Majora’s Mask. El hombre le dijo que el cartucho le había pertenecido a un muchacho que “ya no vivía ahí”. Jadusable lo tomó pese a que era extraño que alguien así de la nada le obsequiara el juego. Cuando lo reprodujo vio un archivo de partida llamado BEN. Jadusable decidió dejarlo ahí y no borrarlo, y creó su propia partida bajo el nombre “Link”. Sin embargo, tan pronto comienza a jugarlo observa que los personajes de Termina (escenario principal del juego) y la propia computadora integrada del juego lo llaman BEN en vez de “Link”. Quizá sea un bug pensó Jadusable. Así que borró el perfil extraño y volvió a comenzar la partida, pero esta vez cuando se referían a Jadusable lo hacían con diálogos en los que el nombre aparecía con un espacio en blanco. Ni “Link” ni “Ben”: solo espacios en blanco en los diálogos. Algo andaba mal.

El juego continúa aparentemente normal pese a ello. Y Jadusable logra completar el glitch de los cuatro días para acabar uno de los templos del juego. Pero es ahí cuando todo deja de ser normal: Link es transportado a la habitación del jefe final, Skull Kid, que solamente se halla flotando en medio del cuarto. El juego le dio la opción de “Ir a la guarida del jefe del templo” pero en vez de marcar las opciones “Sí” o “No” sólo aparece la de “Sí”. Jadusable estaba curioso: tal vez alguna edición especial de Majora’s Mask, o un secreto del juego. Así que acepta e inmediatamente Link es transportado de nuevo, pero esta vez a Clock Town. Se reproduce en ese instante una canción que ya conocemos bien, “Song of Healing”, pero hay algo raro ya que suena distinta: es una versión en reversa del tema original. Suena una y otra vez sin cesár. Jadusable intenta abandonar Clock Town con Link, pero no puede hacerlo ya que las que se supone que son salidas, lo llevan a distintos lugares del mismo escenario. Está atrapado.

Entonces aparece la estatua que es creada cuando Link toca la “Elegy of Emptiness”, pero en vez de quedarse inmóvil empezó a perseguir a Jadusable lentamente. Jadusable empezó a ponerse nervioso pero continuó jugando. La estatua aparecía cada vez detrás suyo sin importar a donde fuera. Y ningún otro personaje más en el pueblo excepto por Link, y la estatua misteriosa.

En otra ocasión, Jadusable intentó iniciar su partida pero en vez de que retomara el juego donde lo había dejado la última vez guardado, Link comenzaba en otra escena. En una de esas ocasiones, Link comenzó en la cima de la Clock Tower, en el último día de Termina (cuando se enfrenta al Skull Kid), pero sin poder hacer nada más Link abruptamente muere electrocutado y quemado mientras Skull Kid baila y ríe burlonamente. En ocasiones la partida llevaba el título “YOURTURN” (tu turno) o “BEN”.

Todo esto Jadusable lo documentó en videos que subió a su cuenta de Youtube. Cada vez podía verse a Jadusable estar más y más afectado por lo que le pasaba cuando jugaba Majora’s Mask. ¿Por qué no detenerse entonces y tirar el cartucho? Bueno, como bien dicen: la curiosidad mata al gato. Y Jadusable era un gato muy curioso. Pero todo tiene su límite, claro, y Jadusable decidió regresar con el misterioso hombre que le había dado el cartucho. Cuando llegó no lo encontró y los vecinos le comentaron que se había ido unos días antes. Le dijeron que era un hombre raro, que no tenía hijos. Recordó que le comentó algo de un niño que había tenido antes el cartucho dañado, y entonces le dijeron algo tétrico: el niño se llamaba Ben y ciertamente había vivido en el vecindario pero había muerto hace ocho años en un accidente.

Jadusable volvió a poner el juego y la partida ahora llevaba por título “BEN DROWNED” (Ben ahogado). Cuando Jadusable reproduce el archivo aparece Link al comienzo de Majora’s Mask, persiguiendo a Skull Kid por el bosque montado sobre Epona, y cuando toca la Ocarina se reproduce la “Elegy of Emptiness”. El personaje es transportado a varias ubicaciones de Majora’s Mask y Ocarina of Time, y los personajes empiezan a decir simplemente: “No debiste haber hecho eso”. En la cuenta de Jadusable comienzan a aparecer extraños vídeos cortos en donde alguien, al parecer Ben, agradece a Jadusable por haberlo liberado. Aparecen también sitios web con minijuegos en los que los usuarios deben resolver pistas creadas por… ¿Ben? Conforme iban resolviéndolas, se abrió un sitio web nuevo llamado “Moon Children”, en donde fue apareciendo información. “Ahora estoy en todos lados” decía en uno de los mensajes.

Los usuarios que se involucraron en esta historia empezaron a dejarla en el olvido, pues los vídeos con las pistas en un momento dado ya no tuvieron ningún efecto en la página Moon Children. ¿Qué fue lo que ocurrió con el cartucho maldito? ¿Por qué hacía eso Ben? ¿Dónde está Ben? Podría estar en cualquier juego, en cualquier página que visitas, él mismo lo dijo: “Me han liberado y ahora estoy por doquier”.

A continuación te dejo los vídeos de Jadusable en su cuenta de Youtube. ¿Qué te parecen? Si la nota te gustó, compártela y no olvides que este mes del terror estaremos trayendo reportajes especiales en NintendoLatino.com. Mántente conectado y… con las luces encendidas por supuesto.

Link58

Ingeniero Industrial, oriundo de cierta pradera de Hyrule, soñador e idealista recurrente y apasionado de los desafíos por instinto. Alguien ordinario en un mundo extraordinario, cuyo destino le ha llevado a buscar y salvar a su princesa y hogar en más de una ocasión.

You may also like...

  • ME MO

    Eso no hubiera pasado en la versión de Disk Drive.